* Diario La Reforma, el diario de la pampa | Pico Rugby celebra 22 años de vida y crecimiento
| 19 mayo, 2017

Pico Rugby celebra 22 años de vida y crecimiento

Una de las instituciones deportivas más jóvenes de la vida piquense está celebrando por estas horas su vigésimo segundo aniversario. Se trata del Pico Rugby, entidad que en estas dos últimas décadas ha tenido un crecimiento envidiable, con una gran estructura que no para de asombrar a cada visitante al predio de Pueblo Nuevo.

El “Rosetal”, como se apodó al lugar de la práctica deportiva, plagada de esa semilla tan molesta, no tiene nada que ver con lo que hoy uno encuentra al pisar el impecable terreno de juego.

Hoy, el Pico Rugby no sólo tiene en sus vitrinas trofeos de grandes batallas deportivas, sino que cuenta con un capital enorme, que no sólo se ejemplifica en las construcciones realizadas junto a la cancha sino con el más valioso de todos, que es el humano.

El espíritu de rugby ha quedado plasmado en cada paso que dio este club, resaltando principios que pasan pro códigos, claros, solidaridad, empuje y lealtad a sus colores.

Hoy Pico Rugby es una hermosa realidad, por lo tanto hay motivos para festejar, como expresó uno de nuestros entrevistados (Javier Campagno). Por lo tanto bien vale el “feliz cumpleaños” para este orgullo deportivo de una ciudad que desde siempre se ha identificado con los logros de sus instituciones.

Edgar Belfiori, hito histórico de Pico Rugby

El actual presidente del Pico Rugby Club, Edgar Belfiori, dialogó con La Reforma en el marco del 22º Aniversario de la entidad deportiva. Fue jugador, entrenador y también fundador del club, por lo que ocupa un lugar muy importante en la historia del rugby local.

ovejaEdgar atraviesa en este 2017 su tercer año como presidente, en su segundo mandato. La entidad cuenta con un predio de cuatro hectáreas y dos canchas en excelentes condiciones. Sobre estas instalaciones, el dirigente detalló que “una de las canchas cuenta con una iluminación total, que la terminamos este año, destinada al entrenamiento. Tenemos otra cancha principal que posee hasta riego artificial y además contamos con un quincho que esta terminado y que estamos en proyecto de agrandarlo otros 108 metros cuadrados más”, adelantó.

Respecto a la cantidad de deportistas que practican de manera activa en el club, Belfiori señaló que “tenemos fichados entre primera, juveniles e infantiles, alrededor de 250 jugadores. La verdad que es un gran número, incluso en el ranking de la UROBA estamos ubicados en el quinto puesto, entre los 35 equipos que formamos la unión. Eso da cuenta que tenemos un club importante”, consideró.

Como cualquier entidad deportiva que se encuentra en pleno desarrollo, el presidente habló de las proyecciones cercanas. “Queremos terminar esa parte del quincho y terminar de acomodar un container que lo dividimos para formar un vestuario donde poder guardar allí también el material deportivo, además del que usamos para mantener el predio. Tenemos proyectado terminar con el gas natural que llegó hasta la calle del predio”, continuó.

“La idea es ir creciendo a medida que lo permita la condición económica, es en lo que trabajamos y pensamos actualmente. Los gastos de la entidad son solventados a través de la cuota de los socios, y organizamos polladas y cualquier otra actividad para recaudar dinero como cualquier otra institución deportiva de medio, quizás con menos posibilidades a la par de otros clubes pero vamos creciendo”, comentó.

Por último, Edgar emitió su gran agradecimiento e hizo extensivo su saludo a Miguel Langé, a Javier Campagno y a Alejandro Monteagudo, quienes “gran parte de estos 40 años que tiene el rugby en General Pico se lo deben a ellos que supieron mantenerlo”, concluyó.

Javier Campagno

El recuerdo del campeonato 2011

Un símbolo de este club desde antes de su nacimiento como tal hasta el día de hoy es Javier Campagno. “Yo soy partícipe desde el año ‘78”, se remontó en el recuerdo. “Pero más activo desde 1982 cuando volvió a Pico después de los estudios universitarios. Ahí sin no dejé nunca de jugar y a la vez ser parte del nacimiento formal, algo que se dio en el ‘95., cuando aún estábamos en el predio de la Unión Ferroviaria”.

“Ese nacimiento tuvo como primer presidente a ‘Patu’ Blanco, ya con la personería jurídica, el estatuto, fundamental para ser un club de rugby”.

Javier, en esta nota narró todo lo transitado y coincidió que el paso gigante se dio en el 2003, cuando Fito Rodríguez decide darle las cuatro hectáreas en Pueblo Nuevo, con la firma del comodato vigente.

“Eso lo vivimos como algo increíble, que entiendo es la misma sensación que puede sentir cualquier inquilino que pasa a tener su casa propia”, ejemplificó.

“Pero entiendo que lo importante también pasó por la valoración que le dimos a esa oportunidad que nos dio Fito. Ya que desde ese momento todo fue crecer, con mucho sacrificio, pero con un entusiasmo contagioso”, remarcó.

“De otra manera no se podría haber logrado -insistió- porque realmente sentimos un gran orgullo de ver lo que hoy es el predio, con lo que se ha construido en lo material, pero también con ver siempre mucha gente, que va a trabajar día a día, que nos visita para los partidos, que se sorprende gratamente”. “A eso hay que agregar o destacar lo que hoy se tiene en la parte deportiva, competitiva, con chocos aprendiendo a jugar, divisiones juveniles, el rugby femenino o también el protagonismo que se tiene el primera división”.

Uno siente que “es un momento para disfrutar, aunque nunca nos quedamos en eso porque ya seguimos proyectando, caso el techo del quincho, por nombrarte una obra inmediata, pero así han sido todos los días de estas más de dos décadas de Pico Rugby”, resaltó Javier.

Al consultarlo sobre su gran trayectoria, donde a esta altura uno lo identifica como un hacedor o dirigente del club, que el asegura que ‘eso es lo que hoy es’. Pero a la vez sigue jugando rugby. “Es cierto, por ahí me meto -reconoció- en la Intermedia, porque es más fuerte que yo, pero la etapa de jugador ya pasó”.

El título del 2011

Metiéndonos en recordar momentos inolvidables en la parte competitiva que lo tuvo como un gran protagonista, Javier coincidió que fue el campeonato del 2011. “Yo ya tenía 45 años en ese momento y durante todo el torneo luchamos cabeza a cabeza con Los Miuras de Junín, siempre terribles rivales. La exigencia fue total y nosotros llegamos al desenlacé con la obligación de tener que ganar los cuatro partidos finales con punto bonus. Y lo logramos. El último juego fue acá en Pico ante Saladillo y no sólo ganamos el partido sino que por un punto quedamos arriba de Miuras. Se querían morir los de Junín”, aseguró Campagno.

35747-f“Me acuerdo que fue una locura el festejo que hoy, a la distancia uno siente una satisfacción plena donde nos damos cuenta lo que se logró en ese momento”.

En el tramo final dejamos recuerdos inolvidables de todo lo pasado y le pedimos sobre su deseo para lo que vendrá. Javier afirmó que “tenemos que fortalecer lo que conseguimos. Hoy poder contar con una cancha iluminada con un piso donde se juegan los partidos con un cuidado excelente, me parece que es el mejor reflejo del esfuerzo y la dedicación que se ha tenido.

En ese relato de destacar cosas valiosas, Javier no mezquino elogios para “el intendente que tiene la cancha, ‘Tito’ Balent labura como loco en el cuidado de ese campo de juego, que está impecable”.

“Y si deseos se trata -acotó- ojalá cada día más chicos jueguen al rugby, que se le pueda dar competencia y aprendan a querer el club. En este orgullo está el convencimiento de que el Pico Rugby se ganó un lugar en la ciudad por todo lo que posee y dentro del deporte pampeano por su presente competitivo”, finalizó.

“Lo más meritorio es haber participado a todos los que quisieron dar algo por el club”

Juan Pena es el actual director deportivo que tiene el Pico Rugby. Pero ante todo es un valor fundamental en esta joven pero valiosísima historia de la entidad, no sólo por su conocimiento y docencia en el deporte, ya que lo ha jugado a un gran nivel, sino por su positividad, su buena energía, que ha alimentado el espíritu deportivo de cada jugador o de cada equipo con el que ha tenido que ver.

pennaJuan es rugbier desde siempre. Porteño de nacimiento, formado en las inferiores de GEBA, pero con pasos por club San Martín y fundamentalmente con consolidación como jugador en la primera división de San Cirano.

Luego, su deseo de ser médico rural lo trajo para estos pagos, aunque él siempre aclara que llegó a La Pampa contratado para ser rector del colegio secundario de Alta Italia en 1981. A fines de ese año se enteró de la visita del equipo de Obras Sanitarias a General Pico para jugar con el equipo de rugby local y viajó para ver el partido.

A llegar a nuestra ciudad, en la previa del juego, uno de los jugadores de Obras lo reconoció, ya que habían jugado juntos en Buenos Aires y tiene la muy buena idea de invitarlo a formar parte del equipo. Fue así que juega el partido y en el tercer tiempo, no sólo disfruta de esa ceremonia que tiene instalada cada partido de rugby, sino que se inicia el contacto con la gente del rugby piquense.

Juan tiene como “un día muy especial el que viví esa vez. No sólo porque volví a jugar después de un año sin hacerlo, sino porque empecé a conocer gente maravillosa de lo que terminó siendo mi nuevo lugar en el mundo. Incluso ese día conocí a la que es mi mujer, mirá si lo voy a olvidar”, exclamó en el relato algo más que anecdótico.

“Así volví a jugar o empecé a jugar en el entonces Pico FBC rugby junto al ‘Flaco’ Bajo, Roberto Britos, ‘Ruso’ Fernández, ‘Cane’ Canepini y el ‘Turco’ Chamas entre otros”, recordó.

En las idas y vueltas de la vida del rugby piquense y de su actividad profesional, obviamente pasó de todo, en cuanto a presencias y ausencias. “Por ejemplo yo no estuve en la etapa fundacional, que se da estando instalados en la Unión Ferroviaria. Pero sobre el año 2011, volvió a darse la conexión y fue una temporada que todos recordamos por el gran logro deportivo. Pero fue también el punto de partida de una forma de trabajar, dirigir o transmitir lo que uno podía, junto a Marcos Villarino, Darío Bertone, llegando a ese campeonato tan recordado, pero ya con un año anterior donde se había tenido un protagonismo muy importante”.

En esta fecha aniversario con Juan uno puede hablar de logros deportivos, su rica historia personal con el deporte, pero también narra momentos que nos permitió recordar o conocer cosas que hacen a esta vida de veintidós años del Pico Rugby. Por ejemplo de la camiseta, que refleja en sus colores los lugares por donde hemos pasado y que fueron clubes históricos de la ciudad, como Pico FBC, Costa, Independiente, de ahí que en la confección propia con el negro, blanco y rojo que podemos observarle.

Pena, también en el terreno de los recuerdos, no olvidó las dificultades que se dieron en el querer avanzar y progresar, que no sólo pasaron por la institucional, en el armado de la estructura actual que tiene el club. También hizo referencia a los cambios reglamentarios que tuvo el deporte. “Han sido tan grandes -dijo- que los que pasamos de la etapa de jugador a entrenador nos encontramos que no pudimos enseñar el rugby que nosotros jugamos. Nos tuvimos que volver a poner a estudiar porque decididamente fue un nuevo rugby el que se empezó a jugar hasta este momento”.

Pero al hablar de transformaciones positivas “el club las fue consiguiendo en muchos aspectos: desde hacerse de un lugar, de agrandar el recurso humano que es muy significativo. Eso nos permitió lograr cosas en lo material, pero también en los deportivo, donde decididamente se dejó de ser un equipo de rugby para pasar a ser un club de rugby”.

“Hoy -resaltó- hay un cuerpo de entrenadores, hay preparadores físicos, que enseñan, intercambian información, hacen cursos, como también se logró la llegada de visitas importantes, como exPumas, dirigentes de peso en el Rugby nacional. Todo eso hoy está incorporado a la historia y también al presente del Pico Rugby”.

“Hoy Pico Rugby -remarcó- no es un plantel de primera división, sino que se tienen todas las divisiones que la UROBA nos exige, Está el rugby femenino que atraviesa un momento de crecimiento, de consolidación, con algo más que logros deportivos”.

“Cada día que llego al club, no puedo dejar de emocionarme. Porque uno no olvida que nosotros tuvimos que entrenar en la calle o de prestado. Algo que eternamente agradecemos a otras instituciones. Pero llegar hoy -repitió- al predio del Pico Rugby, es en lo personal saber que voy a estar inmediatamente con amigos, sabiendo que se va a jugar un partido o varios, pero más que todo percibiendo en todo momento que estoy en un club de rugby, en un lugar donde son muchos los que hicieron y hacen el esfuerzo para ir para adelante. Aquí no hay próceres -aclaró- porque hoy te puedo contar historias, momentos, anécdotas, pero acá hay mucha gente que hizo y sigue haciendo un esfuerzo notable para que todos sintamos un gran orgullo de este lugar. Y eso se logra, cuando el espíritu solidario está dentro y fuera de la cancha, donde son respetados los códigos y uno se siente a pleno ”.

“Hoy el ‘Rosetal’ es simplemente una identificación, pero en su momento fue una realidad -extendió Pena su relato- y ahora ver jugar a chicos y grandes sobre ese piso de césped maravilloso que tiene la cancha principal, es increíble, mágico”, exclamó.

En esto de recordar y a la vez develar secretos de cómo se puede lograr en algo más de dos décadas lo que orgullosamente es el Pico Rugby, Juan entendió que “lo más meritorio es haber participado a todos los que quisieron dar algo por el club. Con lo que podían. Por eso por ahí me pone incómodo que a mí me hagan esta nota, porque se muy bien que hay mucha gente que merece ser destacada con nombre y apellido por lo que significa en todos estos años de esfuerzo y crecimiento del club”.

"LA REFORMA S.R.L. Derechos reservados - Las imágenes corresponden a los eventos publicados. Excepcionalmente serán ilustrativas"

Comentarios

"No se publicarán insultos y/o injurias, tampoco todo el texto en mayúsculas, LA REFORMA S.R.L. se reserva el derecho de editar dichos comentarios sin previo aviso. El contenido de los mismos es responsabilidad exclusiva de quienes los vierten."

Deporte

AUTOS

IPCV

IPCV

CORPICO

Corpico

Facebook

Tapa de diario

Tapa La Reforma

UNLPAM

Linari Alba

ZIRCAOS

Estilo MC

Cámara Gob

Rectangle_3 (300X250) : C3

Luis Roldán

Luis Roldán

Necrológicas

Necrológicas

De Leon

Rosa Audisio

Rosa Audisio

Rectangle_4 (300X250) : C3

Hugo López

Hugo López

AutoCosmos 2