* Diario La Reforma, el diario de la pampa | Editorial
| 9 diciembre, 2018

Editorial

No hay duda que las redes sociales cambiaron y seguirán cambiando el mundo, lo que vivimos es sólo la punta del iceberg de lo que implicará para el universo en los próximos años la comunicación digital y sus consecuencias. Tanto, que el que esté fuera de este terremoto de plataformas, quedará literalmente relegado. La única certeza frente al cambio permanente es, paradójicamente, que ya no hay certezas. Es tal el vértigo de la era digital que todos, aún los más avezados, están desactualizados.

Imposible no reflexionar sobre este fenómeno de las redes sociales que es mucho más complejo que una simple plataforma digital para conectar individuos, razón por la que los pensadores más destacados le han dedicado extensas consideraciones. Es que en realidad, el hecho de que tantas personas estén hablando, intercambiando ideas, debatiendo y pensando juntas, produce efectos concretos en el mundo físico generando certidumbres e incertidumbres de todo tipo, por eso los análisis, incluso siendo muy contradictorios entre sí, son absolutamente enriquecedores.

Algunos ejemplos valiosos: Manuel Castells, uno de los sociólogos que más ha escrito sobre el tema digital, referente obligado a la hora de hablar de redes sociales, considera que éstas representan una oportunidad para el cambio social. Entiende que las plataformas pueden convertirse en la palanca del cambio, logrando lo que de otro modo parece imposible. Castells ubica a la web como un poderoso aliado para concebir y concretar acciones de cambio que fluyan desde el mundo digital hacia el mundo físico.

En cambio para el lingüista Noam Chomsky, la red crea una sensación equivocada de pertenencia y autonomía, pues al construir relaciones basadas en interacciones digitales, sólo se construye una falsa idea de amistad, superficial y limitada. Pone en duda además la neutralidad de la red, ya que según señala, empresas gigantes como Google y Facebook recopilan grandes cantidades de datos sobre los individuos para luego emplearlos como parte de sus estrategias comerciales. Chomsky asegura que es tal la cantidad de información que compilan, que es superior a la que cualquier gobierno puede recabar por sí mismo.

Por su parte, el politólogo italiano Umberto Eco, fue durísimo con las redes sociales, porque “le dan el derecho de hablar a legiones de idiotas que primero hablaban sólo en el bar después de un vaso de vino, sin dañar a la comunidad. Ellos eran silenciados rápidamente y ahora tienen el mismo derecho a hablar que un premio Nobel. Es la invasión de los necios”. También el escritor criticó a Internet, llamándolo “instrumento peligroso” porque no permitía conocer “quién está hablando”.

En la vereda opuesta se encuentra Anthony Giddens, uno de los principales teóricos de la denominada Tercera Vía, quien considera que Internet es en realidad uno de los fenómenos más grandes de comunicación que ha concebido la humanidad. En honor a esto, para Giddens la web reclama una responsabilidad total y absoluta por parte de los usuarios, ya que prácticamente cualquier individuo o Estado pueden vigilar a cualquier otra persona.

Finalmente, Pierre Levy, filósofo de origen tunecino e investigador del ciberespacio, considera que la red y todas sus plataformas de comunicación e interacción representan una forma de incrementar la inteligencia y el conocimiento que tenemos sobre el mundo que nos rodea. La inteligencia colectiva, explica Levy, es la suma de la participación y reflexión de personas que trabajan en forma colaborativa sobre un tema específico. Según el filósofo, impulsada por la aparición de Internet, la inteligencia colectiva representa un salto gigantesco en la forma de producir y compartir el conocimiento.

Como verán, las opiniones de estos grandes pensadores aportan aspectos a considerar al analizar este fenómeno que aún no terminamos de ponderar por la cercanía de sus efectos y por la imposibilidad de dimensionar en toda su magnitud las consecuencias que tiene y tendrá en nuestras vidas. Todos los análisis son atendibles, todos contribuyen en la observación de la nueva maravilla o monstruo global.

De algo no hay dudas, hoy el acceso a Internet es un milagro tecnológico que deberíamos aprovechar y la Internet es y será lo que queramos que sea, lo que seamos capaces de hacer con ella. Parte de lo que somos los humanos como tales, está reflejado en las redes, estas herramientas no hacen otra cosa que espejarnos, mostrar qué intereses tenemos, qué queremos, cómo somos y quienes somos. Lo que hagamos o dejemos de hacer con este fenómeno dependerá de nosotros, sólo nosotros podemos hacer de internet, una nueva maravilla o un nuevo monstruo global. Está en nosotros, sólo en nosotros.

"LA REFORMA S.R.L. Derechos reservados - Las imágenes corresponden a los eventos publicados. Excepcionalmente serán ilustrativas"

Comentarios

"No se publicarán insultos y/o injurias, tampoco todo el texto en mayúsculas, LA REFORMA S.R.L. se reserva el derecho de editar dichos comentarios sin previo aviso. El contenido de los mismos es responsabilidad exclusiva de quienes los vierten."

Gob no quiero que me grites

UNLPAM

CORPICO

Corpico

ZIRCAOS

Facebook

Estilo MC

Cámara Gob

Luis Roldán

Luis Roldán

Necrológicas

Necrológicas

De Leon

Rosa Audisio

Rosa Audisio

Hugo López

Hugo López

AutoCosmos 2

Rectangle_4 (300X250) : C3