* Diario La Reforma, el diario de la pampa | Editorial
| 15 marzo, 2019

Editorial

No, no y no, tres veces no. El primero va por el incumplimiento de la orden de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. El segundo por el portazo del ministro Garavano en la reunión que terminó intempestivamente cuando el funcionario se levantó y se fue dejando a todos con la boca abierta. El tercero va por la propuesta, casi una burla, que llevaron al encuentro, querían abonar los millones que Nación le debe a La Pampa por la retención indebida de fondos coparticipables mediante obras públicas que por jurisdicción tienen la responsabilidad de realizar.

La cereza del postre: el ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación nos “invitó” a recurrir a una nueva instancia judicial, como lo hicieron San Luis y Santa Fe, para cobrar el dinero que la Corte Suprema ya determinó que le corresponde a La Pampa, es decir que pateó para adelante y explicó por qué: “Esa deuda no la contrajo este gobierno”. Le completamos la oración: jódanse ustedes y que se las arreglen para pagar los que siguen. Completito el ministro.

La reunión del lunes en Buenos Aires fue la tercera desde que en noviembre del año pasado la Corte Suprema de Justicia de la Nación dictaminó a favor de La Pampa en la demanda que en el 2007 inició el gobernador Verna cuando terminaba su primer mandato. En ese momento el Estado pampeano decidió plantear la inconstitucionalidad de los artículos de la Ley de Coparticipación que autorizaban al Estado nacional a descontar un 1,9 por ciento de la masa coparticipable de las provincias para financiar el funcionamiento de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP). Más de una década le tomó a la Corte determinar que el planteo de nuestra provincia era correcto, dictaminar la inconstitucionalidad de esa detracción y ordenar al gobierno central la devolución de la suma acumulada con sus respectivos intereses, y ahora, esto.

Obviamente La Pampa no esperaba que nos recibieran con los brazos abiertos y una fiesta, no formaba parte de las expectativas pampeanas el cobro del monto total en dinero contante y sonante, por eso el pedido era efectivo, bonos o una combinación de ambos, estábamos abiertos a escuchar una propuesta seria para arribar a un acuerdo. Pero de ahí a que nos ofrezcan pagar con obras viales o aeroportuarias, que le corresponde ejecutar a Nación, es inviable y como expresábamos en el primer párrafo, casi una burla, eso sin contar que hemos padecido la pésima concreción cada vez que Nación ha hecho una obra en nuestra provincia.

La realidad es que el gobierno nacional no quiso ni quiere llegar a un acuerdo, no le interesa, el propósito concreto que queda expresado de manera patente en las propuestas y la manera de plantear las negociaciones, es dilatar, retardar, patear hacia delante. No hubo predisposición, nunca quisieron acordar con La Pampa, nunca tuvieron intención de cumplir lo que la Corte Suprema de Justicia dictaminó.

Como contrapartida, la actitud pampeana ha sido de infinita paciencia e intención de acordar. No olvidemos que además debimos resignar casi la mitad del monto que pasó de unos 8 mil millones a 4.167 a raíz de un fallo de la Corte que sentó jurisprudencia para un reclamo similar impulsado por la provincia de San Luis sobre cómo se deben calcular los intereses de las deudas. Con ese antecedente, La Pampa se vio obligada a hacer un recálculo y lo hizo sin ninguna alharaca. Básicamente la Corte ordenó la aplicación del interés simple, la tasa pasiva promedio del Banco Central de la República Argentina y la metodología de cálculo establecida por la Circular B 14.290, echando por tierra la tasa activa que habíamos aplicado. Eso redujo casi en un 50 por ciento el monto que reclamamos, nos perjudicó enormemente, pero acatamos la decisión de la Justicia, como corresponde.

La distancia está planteada hace mucho tiempo, el gobierno central, pese a que lo niegue, tiene una resistencia especial con La Pampa, siempre es no, siempre nos falta o nos sobra algo. No importa lo que aleguen, no interesan los argumentos verbales que empleen para negarlo, los hechos demuestran que con nosotros siempre es no. El último no, es tan no, que hasta se aleja del básico respeto protocolar, un ministro no se levanta de una reunión y se va haciendo un berrinche, dejando plantados en su despacho a importantes funcionarios provinciales. Es básico, es de sentido común, habla de respeto y educación y después, viene todo lo demás, incluso la negociación.

"LA REFORMA S.R.L. Derechos reservados - Las imágenes corresponden a los eventos publicados. Excepcionalmente serán ilustrativas"

Comentarios

"No se publicarán insultos y/o injurias, tampoco todo el texto en mayúsculas, LA REFORMA S.R.L. se reserva el derecho de editar dichos comentarios sin previo aviso. El contenido de los mismos es responsabilidad exclusiva de quienes los vierten."

Gobierno dni

UNLPAM

CORPICO

Corpico

ZIRCAOS

Facebook

Estilo MC

Cámara Gob

Luis Roldán

Luis Roldán

Necrológicas

Necrológicas

De Leon

Rosa Audisio

Rosa Audisio

Hugo López

Hugo López

AutoCosmos 2

Rectangle_4 (300X250) : C3