* Diario La Reforma, el diario de la pampa | Editorial
| 13 abril, 2019

Editorial

Pensar que de chico era uno de esos chicos de carácter pusilánime (el poder de síntesis argentino lo nombra distinto), sería la traducción que debemos hacer para describir la pubertad y adolescencia de Nachito, ese chico que una carrera de abogado y quizás alguna influencia familiar (esas que tanto ayudan en la política y en carreras judiciales, pues también allí los apellidos se repiten más allá de la capacidad) depositó en una fiscalía en la ciudad de Mercedes.

Tomó trascendencia nacional cuando tuvo a su cargo el triple crimen vinculado con el tráfico de efedrina. Fue el fiscal encargado de una investigación que tocaba muy de cerca al poder de turno y donde quedaron infinitas dudas, muy pocas certezas, tres cadáveres, Pérez Corradi, los hermanos Lanatta y Schillaci presos y el convencimiento de la mayoría de la población que los autores intelectuales jamás se sabrían.

El transcurso de los años lo encuentra al fiscal oriundo de nuestra ciudad, como arrepentido en la causa del falso abogado D’Alessio. Ninguna intención de juzgarlo, no nos corresponde, que la justicia haga su trabajo. Lo que resulta imposible como ciudadanos que somos es no juzgar a la justicia. A esa representación de la señora con la balanza en equilibrio en una de sus manos y la espada de la ley en la otra, hace tiempo que los servicios, esa mano de obra ‘tan ocupada’ en estas tierras, le ha quitado el filo al hierro y ha dejado a la ‘romana’ como un trasto inútil.

Entonces si dentro de uno de los poderes independientes de la república, quienes tienen que hacer que los habitantes transcurran sus días en el marco de la ley, están tan atribulados por las ‘cositas’ que estos personajes le dejan al descuido en sus escritorios y caen en la tentación, evidentemente los tipos comunes jamás serán librados del mal. De ningún mal. Y así seguimos transitando sin rumbo y con una desesperanza que es cada vez mayor.

Pavada de pregunta, qué queda para el resto si los que tienen que dar el ejemplo lejos están de ser ejemplares, si los que tienen que garantizar justicia piden ingresar al régimen de “imputado colaborador”. Que queda para el resto si un fiscal, que es el encargado de llevar adelante la dirección de una investigación criminal y el ejercicio de la acción penal pública, en vez de estar de ese lado del mostrador está del otro, está vinculado a la causa, es uno de los sospechosos y se arrepiente, encima se arrepiente cuando es descubierto y lo investigan, cuando está acorralado, cuando todo sale a la luz, cuando no tiene más opciones, no antes.

Es fiscal y formó parte de un entramado de espionaje ilegal que une a empresarios, fiscales, jueces, periodistas y diputados, es fiscal y quiere que creamos que fue “víctima de un engaño”, que actuó inocentemente, que entregó información oficial a un falso abogado, Marcelo D’Alessio, y que no sabía el uso que le daría a ese material, es fiscal y pretende que creamos que actuó desde la candidez de la ingenuidad, intenta que creamos que lo hizo convencido que D’Alessio era un funcionario de la DEA.

La pregunta en este caso es si un fiscal puede convertirse en arrepentido, si corresponde que el juez haga lugar a su petición en el expediente en el que se investiga nada menos que una red de espionaje político judicial. Algo está claro, es inédito, un hecho sin precedentes en la Justicia, que un fiscal suspendido tras confesar que era quien le pasaba información de llamadas telefónicas y movimientos migratorios a un falso abogado, quiera ser arrepentido.

Sin importar que finalmente el juez hace pocas horas rechazó declarar como arrepentido al fiscal suspendido, todo es un gran escándalo, un hecho que será bisagra, que tristemente marcará un antes y un después, Estamos ante un caso que no debemos ni podemos naturalizar y por supuesto, tampoco podemos ni debemos concederle el beneficio de aceptar así, sin más, que como dijo, creyó que D’Alessio era un agente de Inteligencia que colaboraba honestamente, con la Fiscalía de Mercedes a su cargo. Si de algo podemos estar completamente seguros en todo este entramado de dimes y diretes bochornoso, es que honestamente es una palabra que no cabe en ningún aspecto de esta urdimbre nefasta.

"LA REFORMA S.R.L. Derechos reservados - Las imágenes corresponden a los eventos publicados. Excepcionalmente serán ilustrativas"

Comentarios

"No se publicarán insultos y/o injurias, tampoco todo el texto en mayúsculas, LA REFORMA S.R.L. se reserva el derecho de editar dichos comentarios sin previo aviso. El contenido de los mismos es responsabilidad exclusiva de quienes los vierten."

Expopymes

Gobierno dni

UNLPAM

CORPICO

Corpico

ZIRCAOS

Facebook

Estilo MC

Cámara Gob

Luis Roldán

Luis Roldán

Necrológicas

Necrológicas

De Leon

Rosa Audisio

Rosa Audisio

Hugo López

Hugo López

AutoCosmos 2

Rectangle_4 (300X250) : C3