* Diario La Reforma, el diario de la pampa | Editorial
| 18 abril, 2019

Editorial

La pobreza es la más mortal de todas las enfermedades. Hoy está fuera de discusión que la falta de ingresos es sólo uno de los aspectos de este flagelo que daña, destruye y mata a miles. Muchos de esos miles son niños, los que más sufren la peor cara de esta grave enfermedad que los estigmatiza, los margina, los excluye y muchas veces, los elimina. La pobreza es tan perversa que se disfraza de otras causas para distraernos, pero no hay que dejarse confundir, sobre todo porque a los chicos les hipoteca el presente y muchas veces, como a Loanna, les arrebata el futuro.

Loanna murió electrocutada en el barrio santarroseño Villa Parque, tenía sólo 7 años, estaba en su casa, una vivienda precaria ubicada en la calle Bernasconi, salió descalza al patio y pisó un cable que funcionaba como alargue y estaba “encintado” en varios tramos. Su casa no tenía ni medidor ni disyuntor, sólo una conexión directa a la red eléctrica, por eso cuando pisó descalza un tramo mal encintado, se produjo la tragedia. Hicieron todo para reanimarla, pero ya era tarde.

A primera vista muchos podrán señalar a los adultos de la familia, decir que tal vez la negligencia o el exceso de confianza porque nunca había pasado nada, que un descuido o una desatención, o tal vez un olvido, que podrían haber tenido más cuidado, que cómo no se dieron cuenta y otras mil razones y especulaciones, pero en el fondo, todos sabemos que si la situación hubiese sido otra, ese cable nunca hubiese estado ahí, nunca hubiese existido, y de existir por un desacierto o una imprevisión, en otras condiciones, hubiese saltado el disyuntor u otro sería el final.

Entonces, no nos engañemos, en el fondo todos sabemos que esta es la cara más despiadada de una situación de vulnerabilidad en la que el accidente es consecuencia de las circunstancias. La pobreza limita las oportunidades, en todo sentido, condiciona, secuestra opciones, es proveedora de todo tipo de inequidades e injusticias y de consecuencias tristemente evitables, como éstas.

Hoy ya no podemos seguir discutiendo la pobreza como si sólo se tratara de falta de ingresos, porque ese es sólo un aspecto en un contexto mucho más abarcativo. No podemos seguir viéndola como un fenómeno que se soluciona con caridad, subsidios y buena voluntad, la pobreza es mucho más, es un problema de derechos y garantizar esos derechos es urgente. En un país en el que la pobreza crece minuto a minuto esa urgencia es además apremiante e impostergable.

Y no hablamos de hambre, que es lo más visible y dramático, hablamos de participación social, de acceso a la educación, a la salud, a la vivienda, de no crecer en un contexto de violencia y peligrosidad, de no ser estigmatizados y señalados, de sentirse seguros y protegidos por los adultos, de tener un hogar acogedor, un vaso de agua potable para tomar, un papá y una mamá con trabajo y junto con todo esto tener también un plato de comida sobre la mesa.

Es lamentable que la persistencia en el tiempo del flagelo y el sostenimiento de los altos índices nos vayan limando la sensibilidad, es tal la magnitud de la pobreza y lleva tanto tiempo, que nos gana el desaliento. Uno de cada dos niños en la Argentina es pobre, la cifra debería helarnos la sangre, uno de cada dos, eso traducido en porcentajes indica que la pobreza afecta a la mitad de los menores de 14 años y también implica que la mitad de nuestros chicos tienen el futuro gravemente comprometido, si es que antes, las malas condiciones, no le quitan el mañana, como pasó con esta chiquita.

Algo está claro, lamentablemente claro, este camino que señalan como “El Camino”, así con mayúsculas y letras de molde, no es el camino, por acá no vamos bien orientados, toda la lógica de la estructura y de los parámetros de los últimos 10 años muestran que, con alguna fluctuación mínima, los índices de pobreza han persistido más o menos en el mismo número. Por acá es seguro que no estamos avanzando, tan seguro que hasta sorprende que en estas condiciones no hubiera aún más pobres de los que ya tenemos. Mientras tanto, mientras siguen unos creyendo que es por acá y los anteriores asegurando que era por dónde ellos nos estaban llevando, hay muchas Loannas en muchas casas, corriendo el riesgo de que en cualquier momento le arrebaten el futuro de un zarpazo mortal.

"LA REFORMA S.R.L. Derechos reservados - Las imágenes corresponden a los eventos publicados. Excepcionalmente serán ilustrativas"

Comentarios

"No se publicarán insultos y/o injurias, tampoco todo el texto en mayúsculas, LA REFORMA S.R.L. se reserva el derecho de editar dichos comentarios sin previo aviso. El contenido de los mismos es responsabilidad exclusiva de quienes los vierten."

Alfa

UNLPAM

CORPICO

Corpico

ZIRCAOS

Facebook

Estilo MC

Cámara Gob

Luis Roldán

Luis Roldán

Necrológicas

Necrológicas

De Leon

Rosa Audisio

Rosa Audisio

Hugo López

Hugo López

AutoCosmos 2

Rectangle_4 (300X250) : C3