* Diario La Reforma, el diario de la pampa | La fiscalía pidió 20 años de prisión para Tessio
| 12 octubre, 2017

La fiscalía pidió 20 años de prisión para Tessio

Culminó ayer el segundo y último día del debate oral y público contra el realiquense Pablo Daniel Tessio, imputado de homicidio simple por la muerte del bebé Gabriel Rodríguez, ocurrida el 12 de diciembre de 2015. El fiscal mantuvo la acusación inicial y pidió 20 años de prisión, mientras que la defensa alegó por la pena mínima bajo la figura de homicidio culposo. La sentencia será leída el jueves 19 próximo al mediodía.

General Pico (Redacción)- Al menos hasta ayer sólo el imputado por el terrible suceso acaecido en una vivienda de Realicó el 12 de diciembre de 2015, alrededor de las 16:00, que terminó con la vida de un bebé de 11 meses, se llevó a la celda donde se encuentra alojado el verdadero motivo que rodeó el luctuoso incidente. Tessio y su prima, y madre del bebé fallecido, dieron versiones coincidentes en cuanto a la mecánica en que se produjo “el accidente”, pero ayer en la última jornada del debate oral y público asomó nuevamente la duda de los verdaderos motivos del fatal suceso.

Por lo pronto, para la justicia, concretamente para el fiscal Armando Aguero, la versión del imputado no se condice con el resultado final y por ello, ayer, cerca del mediodía, al momento de alegar, el funcionario judicial pidió 20 años de prisión de efectivo cumplimiento para Tessio, un joven de 25 años, sin antecedentes, y de profesión carpintero, sosteniendo la acusación inicial bajo la figura de homicidio simple.

En cambio, para la defensa, ejercida por el abogado Oscar Ortiz Zamora, no se pudo probar el “núcleo” de la causa y, con un extenso fundamento solicitó que su cliente fuera condenado, pero por el delito de homicidio culposo. La jornada final del proceso comenzó cerca de las 9:00, con la comparencia de Mariana Alejandra Rodríguez, tía de Dalma, la madre del bebé, quien le diera alojamiento temporal en su casa de Huinca Renancó cuando la joven de 21 años regresó de Buenos Aires, adonde había viajado luego de la muerte de Gabriel.

La mujer introdujo pasajes orales que resultaron determinantes para conocer la dura realidad social que rodea a la joven madre. En su relato dejó claro que Dalma padeció desde muy chica la violencia familiar en Buenos Aires, que la llevó a los límites de vivir en la calle, a luchar como pudo para sostener a (Sofía) una hija menor de edad y luego al bebé, con el que llegó a Realicó para alojarse en la casa donde sucedió el episodio violento. En ese tiempo de estadía en Huinca Renancó, sostuvo la mujer, Dalma desnudó lo que podría ser la verdadera causa del incidente.

“Dalma no quería saber más nada con Tessio, porque eran primos, y por ese motivo recibió amenazas, incluso (Tessio) le dijo que si lo dejaba le iba a pegar donde más doliera. Tessio no quería terminar esa relación, y yo le recomendé a Dalma que no tuviera miedo y que lo denunciara, pero tenía mucho miedo y no lo hizo. Vivía en lo de Tessio porque la había corrido de la casa de la madre, por eso estaba en el domicilio”, declaró en la sala.

La versión escuchada activó la participación del abogado defensor que rápidamente trajo al recinto la propia declaración de Dalma, ocurrida el martes vía telefónica, donde aseguró que nada la unía con Tessio, pero dando a entender la existencia de relaciones carnales consentidas.

Sin embargo, la testigo no se amilanó ante la pregunta intimidante y soltó otro relato que apuntala las dudas que quedaron en el recinto respecto a las supuesta intencionalidad de Tessio en acabar con la vida del bebé, resentido por la decisión de la joven de terminar con la relación.

Es que en ese mismo lugar de debate Rodríguez instaló a su expareja, Eduardo Javier Aimar, acusándolo de violencia de género. En esa oportunidad el hombre, ejerciendo su defensa, dijo que mientras él se encontraba en el banquillo de los acusados por las calles de Realicó caminaba muy tranquilo un asesino, en obvia referencia a Tessio.

Esa particularidad fue puesta a consideración de los jueces y tomada rápidamente por el fiscal interviniente, que recordó el episodio. “Mi exmarido revolvió el avispero, y por eso detuvieron a Tessio”, disparó Mariana Rodríguez antes de dar por terminado su testimonio. A continuación, Ana Rodríguez, tía del imputado y madre de Dalma, pasó brevemente por el banquillo. Al serle advertida que podía abstenerse de declarar por la relación familiar directa, la mujer aceptó rápidamente la ‘sugerencia’ y comenzó a levantarse pero, poco antes, alcanzó a decir que Tessio “también es de mi sangre”.

Catorce sesiones

La licenciada en psicología Yésica Cáceres, profesional que atendió en 14 oportunidades a Dalma, también formó parte de la ronda de testigos. Cáceres, sostuvo, recibió en su consultorio a la joven antes y después de la muerte del bebé.

En primera instancia, los jueces relevaron a la testigo del secreto profesional, lo que permitió conocer atisbos de la personalidad de la joven madre. “Ella parecía distante en el relato, como que no caía en la cuenta de lo que había pasado, prácticamente estaba en shock”, afirmó respecto a lo que observó en la atención posterior al trauma.

“Inferí, en un primer momento, que defendía a Tessio. Ella confió en que tenían relaciones más allá del parentesco directo, relaciones íntimas. Pero siempre afloró la cuestión de los conflictos de convivencia, tanto en Buenos Aires como en Realicó, tenía una situación de extrema vulnerabilidad, su padre fue violento con ella, le sacaron un hijo y vivió en la calle por un tiempo”, repasó.

A consultas de la defensa de Tessio la profesional desestimó, al menos no lo pudo certificar, la detección de un retraso madurativo en la joven madre. “La tía me había advertido algo así, por eso la mandaron a verme antes del suceso, yo la noté verborrágica, y si tiene algún retraso no es muy profundo por lo que pude ver”.

Jesús Albornoz, un enfermero que trabaja en el hospital realiquense y presente el día de la recepción del bebé lesionado, no aportó demasiado al debate concluyendo la ronda de testimonios.e

 

Alegatos con posiciones encontradas

El actual fiscal general Armando Agüero, y actuante en este proceso, no se salió de la línea acusatoria que comenzó a trazar al momento de formalizar la acusación contra el imputado. Y tras el relato histórico alegó por una pena de 20 años de prisión para Tessio tomando, en parte, un antecedente similar analizado en la anterior Cámara del Crimen de la Segunda Circunscripción donde resultara condenado Hugo Alejandro Argüello, considerado autor de la muerte de un menor al que agredió violentamente porque su pareja “lo prefería” antes que a él.

“Tessio reconoció haber estado ahí, no le creemos la versión del accidente, los informes médicos son contundentes, porque tanto los profesionales que lo atendieron en Realicó como el forense estuvieron en sintonía en cuanto a que la mecánica descripta del incidente, relatada por Tessio, no se condice con las gravísimas lesiones que le terminaron provocando la muerte al bebé”, indicó.

49702

En ese contexto afirmó que a la altura que Tessio dijo haber tomado al bebé para acunarlo y desde la que se habría caído, unos 1.20 metros, “jamás podría terminar con la cantidad de lesiones detectadas por los médicos”. El bebé, aseguró, fue tomado y lanzado con violencia extrema, provocando un impacto sobre una superficie plana que podría ser el piso o la pared. El cuerpo del niño, según constataron los médicos, sufrió el primer gran impacto en la espalda y luego en la cabeza, como si lo hubieran tomado de las extremidades para estrellarlo contra la superficie ejemplificaron.

“El bebé no golpeó en el barral en primera instancia, y luego en el piso como nos contó Tessio. El bebé fue lanzado con velocidad hacia una superficie plana, directamente”, agregó. Agüero también se llevó consigo las dudas sobre las motivaciones de Tessio para agredir al bebé y esa imposibilidad de probanza alivió en gran medida, si se quiere tomar así, la carga punitiva solicitada, porque de poder comprobarse lo contrario Tessio podría haber sido condenado a cadena perpetua.

Como atenuantes libró la ausencia de antecedentes, pero como agravantes incluyó la extensión del daño a la madre del bebé y la interrupción de la vida en el menor, además del medio de extrema violencia empleado, y la vulnerabilidad del menor, “tuvo absoluto desprecio por la vida del menor y por extensión la de su prima hermana”, fustigó. A su turno el defensor Ortiz Zamora dijo estar en las antípodas de lo solicitado por la fiscalía. Para el experimentado abogado, Tessio no actuó con resentimiento -o al menos lo se pudo probar- y reafirmó su posición de que se trató de un hecho accidental.

En no escasos tramos Ortiz Zamora atacó la actuación del forense Juan Carlos Toulousse a quien, aunque respetuosamente, cuestionó por su excesiva exposición y hasta lo tildó de fantasioso. Y en ese aspecto, agregó que el fiscal “compró” el relato del forense para apuntalar el pedido de una pena “exagerada, disparatada, irracional y desproporcionada”.

Es más, casi al final de su alegato, elucubró una teoría sorprendente al poner en duda la legitimidad del origen de las fotos de la autopsia realizada al menor expuestas durante el proceso, que según la instrucción fueron tomadas por Toulousse y entregadas directamente al fiscal en Santa Rosa.

Ortiz Zamora, sobre el particular, dijo no tener la seguridad que las fotos de marras correspondieran al bebé fallecido, “¿quién asegura que esas fotos no sean de otro bebé, que sean de otro caso analizado por Toulousse?” disparó, “nadie puede afirmar que las lesiones que vimos sean de este hecho analizado, o de otro”, reafirmó. Además, pidió a los jueces que no desmerezcan la declaración de Tessio que, por otra parte vale decirlo, pareció calcada.

“No está acreditada la intencionalidad de matar al bebé, fue un accidente no deseado, es cierto que Tessio fue negligente, impreciso e inexperto, nunca había tenido un bebé en brazos”, señaló el abogado antes de pedir por una baja en la calificación legal.

El acusado cerró el debate de ayer, “no fue mi intención matarlo, no le quise hacer daño. Nosotros le dimos casa a Dalma, la ayudamos con todo lo que pudimos, y hasta le conseguimos a través de mi madre que le realizara en Realicó las primeras atenciones médicas, porque nunca le habían hecho nada”, dijo.

El tribunal colegiado integrado por Florentino Rubio, Carlos Federico Pellegrino y Macelo Luis Pagano dio por concluido el debate y programó la lectura de sentencia para el próximo jueves 19 de octubre, al mediodía.

"LA REFORMA S.R.L. Derechos reservados - Las imágenes corresponden a los eventos publicados. Excepcionalmente serán ilustrativas"

Comentarios

"No se publicarán insultos y/o injurias, tampoco todo el texto en mayúsculas, LA REFORMA S.R.L. se reserva el derecho de editar dichos comentarios sin previo aviso. El contenido de los mismos es responsabilidad exclusiva de quienes los vierten."

Deporte

Aerolineas Arg

guspamar

Cordial

IPCV

IPCV

cordial antes

CORPICO

Corpico

Facebook

Tapa

Tapa La Reforma

AUTOS

UNLPAM

ZIRCAOS

Estilo MC

Cámara Gob

Luis Roldán

Luis Roldán

Necrológicas

Necrológicas

De Leon

Rosa Audisio

Rosa Audisio

Hugo López

Hugo López

AutoCosmos 2