* Diario La Reforma, el diario de la pampa | Tercer Festival Nacional – Mucho más que pasar películas
| 19 junio, 2017

Tercer Festival Nacional – Mucho más que pasar películas

Marcelo Alderete se encuentra en General Pico como integrante del jurado que actúa en la competencia nacional de largometrajes. Por primera vez en esta ciudad, elogió la amplitud de las salas de proyección locales y las condiciones técnicas de las mismas.

Desde hace varios años se desempeña como programador del festival Nacional de de Mar del Plata, y escribe sobre cine en reconocidas publicaciones. Durante la entrevista con La Reforma valoró que los festivales ofrezcan la posibilidad de informar al público, estimular a los jóvenes y difundir la complejidad y la riqueza de la industria cinematográfica. “Los festivales no pueden ser un agrupamiento de películas sin mayor criterio. La difusión del cine tiene que ir más allá del mero espectador”, definió.

No obstante visitar el festival piquense por primera vez, tenía referencias del mismo a partir de su amistad con Pablo Mazzola, programador del encuentro cinéfilo local desde 2015. Residente en Buenos Aires, Alderete trabajó también para el Festival BAFICI, y colaboró con el MALBA y la Sala Lugones del Teatro San Martín, entre otros sitios de referencia a nivel nacional. También es responsable de artículos periodísticos especializados e integró una antología de ensayos sobre cine contemporáneo de Córdoba, junto con otros autores.

Cine y trabajo

“Sorprende venir y ver que hay películas locales. Además el institucional fue hecho también por gente de la región, a pesar de todos los problemas económicos y de los que afectan específicamente a esta actividad. Y se hace por fuera de Buenos Aires, que es el gran problema en Argentina, ya que en otros países no es así. Por ejemplo, en Brasil hay un funcionamiento realmente federal, con muchos lugares con sus propios festivales y movimientos culturales. Por eso, en contraste, es tan importante tener un festival como este que se hace en Pico”, analizó Alderete.

“Si un chico vive acá y tiene la oportunidad de ver las películas que se hacen acá, pero también las de directores de otros lugares, le pueden dar ganas de estudiar y vivir del cine, dándose cuenta de que es posible hacerlo, que no es una locura, ni una cosa exótica. Es un trabajo como cualquier otro, y en algunos momentos lo va a pasar bien y en otros mal. Entonces un festival termina siendo, también, la posibilidad de mostrar eso a los jóvenes, con el mensaje de que hacer cine no es ni para extraterrestres ni para millonarios”, deslindó.

De las películas sobre las que debe opinar y finalmente expedirse en tanto integrante del jurado, había visto algunas en forma previa al festival y completa en estos días con las proyecciones locales. El contexto edilicio, técnico y social que implica una sala de grandes dimensiones influye directamente en las condiciones de recepción de cada obra. “Nosotros, en nuestro trabajo, estamos acostumbrados a ver las películas casi siempre en computadora, así que cuando tenemos la oportunidad de estar en salas como las que tienen ustedes acá, es muy lindo porque se puede ver la reacción de la gente, no como cuando uno ve la película solo”, distinguió.

Críticos

En la historia del cine de producción nacional se inscribe también la de los profesionales que se dedicaron a la crítica de los films. Y existe, claramente, una etapa previa a los años ‘90, en la que estaba ausente la oferta académica y de capacitación sobre esa disciplina. De ese período surgieron muchas de las trayectorias que hoy ejercen su influencia a través de diversos medios, basadas en búsquedas y logros casi solitarios, a diferencia de la variedad de soportes teóricos y medios de acceso a las capacitaciones que están disponibles en la actualidad.

Marcelo Alderete indicó que “hay lugares donde hoy se puede estudiar crítica. Por otra parte, la mayoría de los críticos que se formaron en otras épocas, y que es gente que en su mayoría tiene 50 o más años, en su momento no tuvieron escuelas de ese tipo. Por lo tanto o son autodidactas o vienen del periodismo y en algún momento se dedicaron al cine, así que esos grandes referentes tienen esos orígenes. Además la tradición de los festivales, más allá del de Mar del Plata, es posterior a fines de los ‘90. El crecimiento de los festivales en general es relativamente reciente”.

Más que películas

“Lo relevante de estas realizaciones es que logren que un festival sea mucho más que pasar películas, como se hace en Pico con los talleres y otras actividades de ese tipo. También tiene mucho valor lograr que vengan los directores y presenten ellos sus propias películas. Los festivales no pueden ser un agrupamiento de películas sin mayor criterio. La difusión del cine tiene que ir más allá de un mero espectador”, afirmó finalmente.

"LA REFORMA S.R.L. Derechos reservados - Las imágenes corresponden a los eventos publicados. Excepcionalmente serán ilustrativas"

Comentarios

"No se publicarán insultos y/o injurias, tampoco todo el texto en mayúsculas, LA REFORMA S.R.L. se reserva el derecho de editar dichos comentarios sin previo aviso. El contenido de los mismos es responsabilidad exclusiva de quienes los vierten."

Deporte

IPCV

IPCV

CORPICO

Corpico

Facebook

Tapa

Tapa La Reforma

AUTOS

UNLPAM

Linari Alba

ZIRCAOS

Estilo MC

Cámara Gob

Rectangle_3 (300X250) : C3

Luis Roldán

Luis Roldán

Necrológicas

Necrológicas

De Leon

Rosa Audisio

Rosa Audisio

Rectangle_4 (300X250) : C3

Hugo López

Hugo López

AutoCosmos 2