* Diario La Reforma, el diario de la pampa | Yanina Rolero estigarría: “El tango va cambiando junto con la sociedad”
| 14 marzo, 2019

Yanina Rolero estigarría: “El tango va cambiando junto con la sociedad”

El lunes 18 de marzo iniciará actividades el taller de tango ‘Aprendiendo la técnica’, en la Casita de los Escritores, (calle 19 y Avenida San Martín), coordinado por la reconocida artista y docente Yanina Rolero Estigarría. Las prácticas se sucederán semanalmente, los lunes y miércoles de 20:00 a 21:30. Durante una entrevista con La Reforma, al reflexionar sobre la preparación que requiere el tango, antes de subir a un escenario o desplazarse en plena milonga, Yanina refrendó aquella sentencia que afirma que “el estudio no tiene fin”.

“Este taller fue pensado como espacio en el que trabajaremos mucho más las técnicas necesarias para poder bailar esta danza. A diferencia de lo que se hace en un taller de tango social -contrastó la reconocida bailarina pampeana- se trabajarán más a conciencia los aspectos corporales para descubrir cada uno de los movimientos y las técnicas necesarias para bailar. Un taller de tango social es más recreativo, en el que también se aprende pasos para ejecutar la danza, pero menos exigente y con menor detenimiento en algunos aspectos”.

No obstante ese énfasis en la preparación y el entrenamiento, el nuevo taller coordinado por Yanina Rolero Estigarría estará abierto a personas con y sin experiencia previa en el ritmo del 2 x 4. “Las técnicas se revisan todo el tiempo, para que el tango sea una danza más cómoda para los dos participantes de la pareja, tanto para el rol de conductor como para el rol de seguidor. Todos los bailarines de tango estudian y revisan sus técnicas en forma permanente, y el entrenamiento que requiere fortalecer o estirar un músculo determinado”.

Al reflexionar sobre la preparación que requiere el tango, antes de subir a un escenario o desplazarse a través de las baldosas en plena milonga, Yanina refrendó aquella sentencia que afirma que ‘el estudio no tiene fin’. Y no sólo es válido para la incorporación de nociones intelectuales, “porque el cuerpo también necesita de prácticas permanentes. Un corredor, por más que haya llegado a ser maratonista, no deja de correr. por el contrario, corre cada vez más”, ejemplificó la docente y artista.

“Lo mismo ocurre con un bailarín, que necesita hacer trabajo corporal todo el tiempo. Caminar sabemos caminar todos, pero no es lo mismo ir al mercado que salir a bailar. Pero, además, el tango es una danza de improvisación y en cada forma de desplazarse se advierte la manera de caminar de cada uno. Y esa forma de caminar, en el tango, hay que amalgamarla con la otra persona que te acompaña, y a la que acompañas, en la danza. Entonces, en este taller que haremos en la Casita del GEP, veremos también qué músculos y movimientos comprometemos en todo eso”, adelantó Yanina.

Cambia, todo cambia

El público que quiere aprender a bailar tango no es solamente aquel que transita la adultez. “Hay también una incorporación de jóvenes y va creciendo. Por ejemplo, hay talleres de tango en algunas universidades, con muy buena respuesta a cada convocatoria”, continuó.

Yanina Rolero Estigarría baila tangos y milongas desde que tenía 18 años. Sus expectativas y vivencias con respecto a la danza en sí misma, sus proyecciones artísticas y también sobre la tradición social y cultural que la misma conlleva, ya no son las mismas que en aquel entonces. “Cambiaron mucho muchas cosas. Cambió la danza porque cambiamos nosotros, los bailarines y la sociedad. Hoy hay una búsqueda de mayor equidad en la danza, esto es, que los dos integrantes de la pareja tengan roles activos. Antes estaba la concepción de que uno marcaba, y en general era el hombre, que ejercía el rol de conductor; y ya estaba”, recordó.

Hablar de ‘rol de conductor’ y ‘rol de seguidor’ evidencia con claridad un cambio en el discurso. El contraste se impone por su propio peso frente al antiguo binomio ‘rol de hombre y rol de mujer’. En ese punto, Yanina una vez más tiene una posición firme y definida: “Yo lo digo así porque esto tiene que ver con el feminismo en la sociedad, y como tal va generando cambios. El tango es una danza popular y es un reflejo de lo que somos como sociedad. Y en la medida en que esta va cambiando también lo hace el tango, y dentro del tango cómo los y las docentes, y los profesores y profesoras, nos paramos frente a la vida”, destacó.

“Hoy hay muchas más mujeres que han tomado la decisión de desempeñar los dos roles en la danza. Pero esto se ve mucho más en los espacios de práctica que en las milongas. En estas últimas aún se ve a pocos hombres en el rol de seguidor y a la mujer marcando. Pero en los lugares de práctica, sobre todo en las ciudades más grandes, se ve a algunos compañeros en roles de seguidores. La práctica -sostuvo Yanina- es un camino intermedio, anticipatorio de las milongas, que son los lugares donde la gente se reúne socialmente a bailar. La práctica permite la búsqueda y el juego, de manera informal” .

"LA REFORMA S.R.L. Derechos reservados - Las imágenes corresponden a los eventos publicados. Excepcionalmente serán ilustrativas"

Comentarios

"No se publicarán insultos y/o injurias, tampoco todo el texto en mayúsculas, LA REFORMA S.R.L. se reserva el derecho de editar dichos comentarios sin previo aviso. El contenido de los mismos es responsabilidad exclusiva de quienes los vierten."

Capital Humano

UNLPAM

CORPICO

Corpico

ZIRCAOS

Facebook

Estilo MC

Cámara Gob

Luis Roldán

Luis Roldán

Necrológicas

Necrológicas

De Leon

Rosa Audisio

Rosa Audisio

Hugo López

Hugo López

AutoCosmos 2

Rectangle_4 (300X250) : C3